Blogia
Luna de agosto

Aggg = fatal

Acabo de llegar y si tuviera que narrar mis vacaciones, no sabría.

Durante unos años, en mis viajes, llevaba una libreta y escribía para no olvidar. Tiempo después, pensé que no me apetecía escribir para no olvidar. Si olvido, no es importante lo que he sentido o visto.

No olvidaré durante mucho tiempo las dos noches que he pasado en un refugio de montaña a 2.600 metros, ni la luna eclipsada vista desde esa altura en una noche totalmente despejada y sin viento. Ni los hermosos atardeceres en la playa que fuí retratando, hasta ocultarse el sol completamente.

Me costará olvidar - despues del terrible accidente de avión - los olores entremezclados del limonero, el galán de noche y el jazmín con un pareo puesto tirada en la butaca del jardín  y oyendo... Si se calla el cantor, calla la vida, porque la vida misma es todo un canto, si se calla el cantor, muere de espanto la esperanza, la luz y la alegría.

Para todo eso y mucho más ha servido el mes largo de vacaciones. Ser mi propio cantor y recobrar la esperanza, la luz y la alegría en pequeñas dosis para no atragantarme.

Feliz vuelta a todos, todos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres