Blogia
Luna de agosto

Mirar...

Mirar...

  El jacarandá elevaba espuma
hecha de resplandores transmarinos,
la araucaria de lanzas erizadas
era la magnitud contra la nieve,
el primordial árbol caoba
desde su copa destilaba sangre,
y al Sur de los alerces,
el árbol trueno, el árbol rojo,
el árbol de la espina, el árbol madre,
el ceibo bermellón, el árbol caucho,
eran volumen terrenal, sonido,
eran territoriales existencias.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

Luna -

Pues sí, es de Neruda.
Pues no había caido en lo de pasión natural.
Podría ser, la entrada a la primavera es también la de todos las árboles.

* Me resulta raro que haya comentarios

Un saludo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Adriano -

Suena tanto a Pablo Neruda. ¿Es así? Muy amable el poema, pero cargado de pasión natural.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres