Blogia
Luna de agosto

azules sobre naranja...

azules sobre naranja...

La vida es tan sencilla que se explica por sí misma,
se basta a sí misma.
¡Mira! Todo está hecho. Todo está ya dado.
Nos basta aceptar
o quizá —somos humanos— alabar
y cantar
a lo que nos maquina sin dejarse pensar.
Todo está aquí. ¿No lo ves?
No hay razón ni más allá.
¡Somos felices! Vivimos los instantes explosivos
de alegría o de dolor, de rabia o de amor,
y si no
es que estamos distraídos, aburridos.
No hay nada que esperar. No hay nada que temer.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

5 comentarios

salduba -

Estas muy Luna, y me encanta.
Ese escrito es precioso.
Un beso.

Luna -

Buenos días...
De todo un poco, la vida es de todo un poco y he podido comprobarlo en los últimos días..

giovanni -

Felizmente la naturaleza sigue recordándonos de la belleza de la vida y lo poco perfecto de nuestra acción como comunidad global. Pero en el jardín, el parque, campo, montaña o balcón con flores podemos ser perfectos seres humanos en armonía con ellos, las plantas, los arbustos, los árboles. Y los pesces, conejos, zorros, ratoncitos (lauchas), ormigas.

Manel -

Me gusta tu texto, su contenido. Creo que hay que vivir, poniendo conciencia en todo lo que vemos, oímos, sentimos y hacemos.
Sin a purar, ni apurarnos, suavemente. Con cariño. El mismo que envío a otod@s vosotr@s

helio -

Que fuertes son los contrarios azules y naranjas atrayéndose y complementándose.
Lo inundan todo de vida.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres