Blogia
Luna de agosto

La vida nada más...

La vida que murmura. La vida abierta.
La vida sonriente y siempre inquieta.
La vida que huye volviendo la cabeza,
tentadora o quizá, sólo niña traviesa.
La vida sin más. La vida ciega
que quiere ser vivida sin mayores consecuencias,
sin hacer aspavientos, sin históricas histerias,
sin dolores trascendentes ni alegrías triunfales,
ligera, sólo ligera, sencillamente bella
o lo que así solemos llamar en la tierra.

Gabriel Celaya

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

4 comentarios

salduba -

Ya veo que te encanta este autor y lo sientes tan cercano como si fuera algo tuyo, porque lo citas co frecuencia en tu blog.

Luna -

A veces, cuando leo a Celaya tengo la impresión que podía haber sido su nieta o alguna hija mayor, por la sencillez de sus pensamientos.

salduba -

Precioso Luna, me ha recordado el mar en calma, como pasear en una barca pequeña, un dia de esos, que todo es quietud y luz.
Un beso.

helio -

La armonía, la serenidad, el complaciente sosiego de los intra-ritmos. Apresados por anhelos que no siempre corresponden a nuestros deseos nos dejamos arrastrar a un lucha estéril.
Recuperar la lucidez. La luz. Un gran reto.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres