Blogia
Luna de agosto

Relax...

Es lo que nos decía Gabriel el día que nos enseñó a dar y recibir las bofetadas que todo buen payaso debe aprender.
No debe tocar el oido ni el ojo, tampoco debe darse en el hueso de la mandíbula y sobre todo hay que saber dar las gracias despues de recibirla.

¿De qué se trata? de aprender a quitarnos el impulso inicial de devolverla. Lo cierto es que despues de dar y recibir no menos de cincuenta en una hora y media de escuela, ya no nos duela nada, no queden moratones y se ha perdido el pronto. Así què, ya estoy preparada para dar y recbir.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

marudemarbella -

¡Ostras!
Menuda azotaina, para la circulación de la sangre debe ir bien, pero da un poco de yuyu solo de pensarlo.
me gustan mas las tortas de aceite de Algarrobo, aunque engordan.
Un besito, ¡plaf!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres