Blogia
Luna de agosto

Historia de una piedra....

... A veces la Madre Naturaleza hace juegos malabares.
 
 
 
 Hace seis años, encontré en la playa  una piedra extraña; supongo que por la erosión, el mar, había unido por el centro, dos piedras, una blanca y una negra, exactamente iguales.
 
La guardé y de vez en cuando la mojaba para que brillara.

 
 
Muchas veces he tenido la idea de dejarla en el monte con un nombre escrito en ella y las mismas veces, me la he vuelto a guardar, debía llevar un nombre especial y desde luego, nada que llevase tristeza, tenía que ser por algo muy feliz y diferente.

 
 
Puede que el azar, haya traido o atraido ese nombre. Un ser humano diferente, comprometido con lo blanco y con lo negro, con la pobreza, con la vitalidad, con la alegría, con la ternura en noches de luna.
La piedra, blanca -negra; negra - blanca, ha quedado allá arriba, con un nombre y una fecha.
                        
 
                                19 - 8 -2006.
 
 
 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres